Aromas de la Flora Nativa de Chile

Los Autores Comprar
Flora de la Reserva Nacional Río Clarillo

Las plantas producen compuestos orgánicos volátiles para satisfacer necesidades vitales de defensa, reproducción y dispersión. Desde los comienzos de su desarrollo cultural el ser humano ha aprendido a extraer estos compuestos de la naturaleza para utilizarlos en actividades sociales y religiosas. El mercado mundial de compuestos aromáticos ha experimentado continuos incrementos. En Chile se destinan anualmente cerca de 400 millones de dólares para adquirir sustancias aromáticas en el mercado internacional. Sin embargo, la existencia en Chile de una flora con un importante grado de endemismo y de cuadros bien formados de empresarios, profesionales y técnicos, hacen deseable y posible la explotación de los aromas producidos por la flora nativa.

La Fundación para la Innovación Agraria ha considerado estos antecedentes y contribuido a financiar un proyecto que aborda por primera vez el estudio global de aromas presentes en la flora nativa de Chile. Los autores del proyecto han recorrido las diversas ecorregiones del país examinando la flora nativa en búsqueda de aromas interesantes. Cuando los han encontrado, los han recolectado y han analizado su composición química. Los resultados del proyecto se informan en este libro. Ellos constituyen una base sobre la cual construir en Chile una industria de aromas con productos de origen local.

Contenidos

El libro consta de tres secciones y dos anexos. La primera sección presenta diversos aspectos de la producción de aromas por las plantas, incluyendo información sobre su función ecológica, su biosíntesis, su localización en la planta y sobre la naturaleza química de sus constituyentes, resume la historia de la perfumería y la necesidad actual de contar con una gama amplia de materias primas aromáticas, particularmente aquellas extraíbles de la flora nativa, describe los métodos de extracción y análisis de aromas de plantas, plantea las principales limitaciones de estos estudios y finalmente analiza en forma global los resultados del estudio.

La segunda sección describe las ecorregiones en las que se dividió el territorio nacional: desierto, matorral y bosque esclerofilos, bosque templado lluvioso, Patagonia, Andes del altiplano, Andes del desierto, Andes mediterráneos y Andes australes.

La tercera sección presenta las especies analizadas, entregando para cada una de ellas el nombre científico actual (y eventuales sinónimos), los autores del nombre, la publicación donde aparece dicha asignación, el nombre común, el lugar y la fecha de colecta de los ejemplares analizados, el origen del nombre científico, una breve reseña de los autores, la descripción de la especie y su distribución, fotos de la especie y, finalmente, la composición química del material estudiado, con el nombre de cada compuesto encontrado, su índice de retención en cromatografía de gases y su abundancia porcentual.

Los anexos inclyen una lista de todas las especies estudiadas, la familia a la que pertenecen, la ecorregión donde fueron encontradas y sus propiedades organolépticas, y también el nombre y la estructura de cada uno de los compuestos químicos identificados en las especies analizadas.